Sabias que la sal marina natural contiene 92 minerales esenciales, mientras que la sal refinada solo contiene 2, cloruro Cl sódico Na. La sal ayuda a la correcta distribución del agua en nuestro organismo, aunque es vital para la vida humana, puede ser también un peligro, en exceso puede provocar hipertensión, fallo cardiaco, retención de líquidos, estreñimiento,  problemas emocionales y puede afectar a la función renal.

La sal de mesa que consume mucha gente, se ha refinado mediante un proceso calórico, se ha blanqueado con agentes químicos, y se le añade estearato de aluminio  (osteoporosis, alzheimer) para que no se apelmace.

La sal marina sin refinar, se extrae solo por desecación natural por la luz del sol. La cantidad diaria de sal es de 5 – 10 grs diarios, menos de una cucharadita pequeña por día, también es bueno tomar baños de agua salada, bien el mar o en la bañera, esto ayuda a equilibrar el riñón y a eliminar la sal acumulada en el organismo.

Recuerda, está a tu alcance mejorar tu calidad de vida con estos pequeños gestos, asequibles para todos.