Ando, no paro. Me agacho. Salto. Subo. Bajo. Me arrastro. Me canso… Tropiezo. Caigo. Siento… Callo. Pero no me rindo, y si es preciso…CAMBIO.
Cambio yo porque puedo. Cambio yo porque no me resigno. Cambio porque quiero ser feliz. Cambio porque quiero cambiar el mundo,Y SI POR ALGO SE EMPIEZA, ES POR MÍ.
Cambio la tristeza de fuera por la fuerza interior. La realidad es la que es, sé lo que está pasando, pero no me resigno y espero una revolución. LA REVOLUCIÓN SOY YO.
Apuesto por seguir luchando para descubrir lo importante y conseguir mi mejor yo. Porque creo en mí y en todos los que ilustran la esperanza, CREANDO UN MUNDO MEJOR.
Creo en los que no se resignan, en los que se reinventan cada día para ser mejor persona y APRENDEN A APRENDER POR VOCACIÓN.
Creo en la mano de mi compañero, en los saltos sobre la cama de mi hijo pequeño. Creo en la primavera que hace florecer el mundo y en la mirada de mi hija cuando me acaricia con cariño.
Creo en los pensamientos positivos, en los que se buscan y se encuentran. Creo que hay que creer en lo que se quiera. En lo que sea. PERO NUNCA RENDIRSE Y DEJAR QUE TE ATRAPE LA MAREA.
Apuesto por el pantone 389, como tinta plana, sin cuatricromía para volver y regresar las veces que haga falta a RECUPERAR LA ALEGRÍA.
Por Laura Goméz, alumna de Amansala, su enlace es:
http://comunidad.uem.es/lgomez/2012/5/23/a-que-se-resignan