Cuantos de nosotros hemos comido en mas de una ocasión con prisas, enfadados o distraidos delante de la tele. Resulta difícil comer de forma consciente, dedicando a la alimentación el tiempo y la atención adecuada, permitiéndonos disfrutar del color, textura y sabor de los alimentos.

El mensaje implícito en esta frase, nos habla de la importancia de una buena masticación y ensalivación, dicen que así ningún alimento nos sentará mal. La digestión empieza en la boca con la secreción enzimatica y la preparación del bolo alimenticio, cuando este llega al estomago, la digestión propiamente dicha con los jugos gástricos tardará todavía 1h en comenzar.

La invitación es a beber tu comida, para ello mastica y ensaliva bien los alimentos solidos hasta licuarlos, saborea los líquidos, sobretodo los jugos de frutas y verduras, a pequeños tragos, muevelos en la cavidad bucal para que se impregnen de las secreciones enzimaticas.

Para que sepas un poquito más, algunas sustancias como el vinagre que añadimos a las ensaladas, inhiben la secreción de enzimas, sobrecargando al estomago, mejor añadirle limón para aderezar. También cuando nos alimentamos delante de la tele, se pierde  la respuesta natural que el cuerpo da cuando esta lleno y normalmente comemos mucho más. Fácil de comprobar ¿Te parece?